The Real Me | Le Masquerade

Hace un par de años una persona muy especial me hizo un regalo que nunca hubiera imaginado, hasta entonces nunca me habían llamado la atención las máscaras. En realidad no era una máscara cualquiera, y es que y por aquel entonces no había visto la famosa película de Kubrick en la que Tom Cruise y Nicole Kidman desdibujan la línea que separa la realidad de los sueños, la sexualidad, el deseo y la fantasía arrastrados por impulsos inconscientes y desgarrados por conflictos reprimidos.

El caso es que vi la película y resulta fascinante porque trata de lo oscuro, de lo escondido, de nuestra psique más profunda, de lo ambivalente de nuestros sentimientos y deseos. Haciendo un ejercicio de memoria podemos recordar toda esa coreografía del baile de máscaras. Nunca está claro si lo que se vive es real o si es un sueño. Recuerda como todo se va deformando, cómo el que era el jefe de la ceremonia orgiástica se convierte en una especie de gran inquisidor que le pide al protagonista que se desnude, que se descubra, que se quite su máscara.

¿Y Quién se esconde tras la máscara? Esto es lo que se preguntaron muchos de los que asistieron al baile al más puro estilo carnavalesco veneciano que reunió en el Hotel Pozzo di Borgo en París, a la crême de la crême del mundo de la moda. Es habitual la celebración de fiestas durante las Semanas de la Moda, pero seguro que ninguna fiesta es tan glamurosa como la que Vogue París ha celebrado con motivo del 90 aniversario de la revista.

Modelos, diseñadores, editores de la revista y celebrities de todo tipo acudieron a la ceremonia vestidas con sus mejores galas y con un elemento que añade misterio, las máscaras. Viktor & Rolf, Jean Paul Gaultier, Diane Von Furstenberg… todos estaban allí para recreear los bailes que comenzaban a medianoche y se prolongaban hasta altas horas de la madrugada, manifestándose como el lugar idóneo para el flirteo y el cotilleo.

Pero lo original en esta ocasión no fueron tanto los vestidos, espectaculares sin duda, sino las máscaras a cada cual más original. Todo valía para intentar que los asistentes no adivinaran los rasgos de sus compañeros de pista donde se pudo ver a tops de la pasarela como Gisele Bündchen, Tyra Banks, Kate Moss, Jade Jagger, Natalia Vodianova y Karolina Kurkova, a diseñadores como Jean Paul Gautier, Dean and Dan Caten (Dsquared2) y Zac Posen. La modelo española Eugenia Silva representó a España en este evento, guapísima con su vestido blanco largo con su modelo de Giorgio Armani y escondida tras una máscara blanca adornada con plumas.

Asiduos al frot row como Eugenia Niarchos, Margarita Missoni y Lappo Elkan posaron con Tatiana Santo Domingo, que acudió junto a Carlota Casiraghi. La hija de la princesa Carolina una vez más destacó con un kimono oriental en tonos azues con toques de rojo, ceñido con un cinturón de cuero, material que rodeaba sus muñecas cerrando las amplias mangas, un moño alto y una rejilla sobre el rostro.

ç

Lara Stone ejercía de anfitriona, ya que ella fue la protagonista de la preciosa portada de la edición francesa de la revista Vogue en su 90 cumpleaños para el mes de Octubre, un número especial con una portada de lujo que cuenta con nada más que 622 páginas y un suplemento de 100 páginas que recopila las imágenes más atrevidas de la publicación y reportajes de grandes nombres del mundo de la moda como Mario Testino, Tery Richardson, entre muchos otros. Lara acudió a la fiesta con un modelo de época.

Así que el Vogue Paris de Octubre es imperdible y no lo han podido titular mejor, excesos, y eso han hecho, exceso, exceso de sexo, exceso de lujuria, ¡Viva Carine Roitfeld! Cuando más aburrido estas de ella viene y hace un número memorable.

Hasta la semana que viene.

Besos. Marta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.