¡Aquí están las mochilas Trendsplant!

Desde que arrancó Trendsplant ha sido una petición constante: amigos, conocidos, nuevos clientes… Todos tenían una pregunta en común: Mike, Luis, ¿cuándo vais a hacer mochilas? Hoy estamos especialmente contentos y muy emocionados, ese día ha llegado, las mochilas Trendsplant son una realidad.

Ahora queremos explicaros el porqué de no haber satisfecho antes esa demanda inicial. Cada vez que desarrollamos un nuevo producto, lo hacemos con gran delicadeza, cuidando cada detalle. Para producir nuestras mochilas, además, teníamos claro que era requisito indispensable la cercanía y que la producción fuera sostenible, por eso, ya que somos una marca que apuesta por el Mediterráneo, por su entorno, nos fuimos a la fábrica que mejor podía realizar la confección en Alicante, y esto nos llevó a la localidad de Elda. Allí dimos con un productor artesanal, y que nos ha permitido trabajar con él, codo con codo, pudiendo pulir los detalles de cada parte del proceso hasta conseguir la mochila que queríamos.

Obviamente, en el mundo de la mochila hay gigantes, referentes, que no necesariamente tienen el mejor producto respecto a calidad o exclusividad, que es donde queremos entrar nosotros: Trendsplant ofrece una alternativa fabricada de manera sostenible, a menos de treinta kilómetros de nuestra sede, con un material consolidado en el mercado, además de toques funcionales.

Pero antes de adentrarnos más en la producción, hay un paso previo que es igual o más importante, y es el del diseño. Necesitábamos un buen aliado para este proyecto y Cristina Guillén, del estudio Q41, era una apuesta ganadora. Ella se ha encargado del desarrollo del diseño de la mochila Trendsplant desde el principio. «Lo primero que hice cuando me propusieron este proyecto fue plantearme todas las necesidades que pueden tener los posibles usuarios de la futura mochila. Algunos de los detalles que veía importantes eran: un compartimento para portátil, protección para la espalda, bolsillos exteriores de fácil acceso, bolsillos interiores con y sin cremallera, cinta para enganchar la mochila a una maleta trolley».

Dimos con un productor que trabaja de forma artesana, y que nos ha permitido trabajar codo con codo

Con Cristina fue muy fácil trabajar, compartía con nosotros la idea de que una mochila, además de cómoda, tenía que ser práctica. Lo resumía muy bien en las reuniones que mantuvimos con ella: «Muchos de nosotros pasamos todo el día fuera de casa y necesitamos un contenedor donde podamos meter desde un portátil hasta el bocadillo, por eso debe ser muy polivalente».

Siguiendo con el diseño, queríamos que nuestra primera mochila fuera para todos, y aunque sabemos que no somos iguales, que hay muchas diferencias entre las personas, queríamos que fuera la compañera perfecta tanto para el que se escapa a la montaña como para el que va de viaje a Londres cada día por trabajo. «La estética es importante, pero ha primado más la funcionalidad. Es una mochila de líneas clásicas pero adaptada a las necesidades del cliente Trendsplant», apunta Cristina. Y añade: «Nos fijamos en mochilas clásicas como Herschel, Eastpak o Jansport, que hemos llevado de niños. Nos gustaba su elegancia, con un gran compartimento principal y un bolsillo exterior con cremallera».

Mochila Trendsplant elaborada con CORDURA

La mochila Trendsplant está disponible en azul marino, verde y naranja jaspeado en la web y dos colores mas exclusivos para la tienda Trendsplant Alicante

Nuestra preocupación por la ‘materia prima’
Si eres cliente de Trendsplant o sigues este magazine, ya lo sabes, una de nuestras premisas es usar siempre, en cada uno de nuestros productos, los mejores materiales posibles; si acabas de aterrizar, te invitamos a visitar nuestra tienda online y que veas los materiales que usamos, las composiciones y el gramaje. Sigamos con la mochila: elegimos la CORDURA® por sus prestaciones, es un tejido de polyester muy fuerte, que por una de sus caras tiene una película de PVC que lo hace impermeable. También posee una alta resistencia a la abrasión, al desgarro y a la rotura. Empleamos tejido CORDURA® auténtico y certificado.

Pero como os decíamos, todo esto no hubiera sido posible, sin el apoyo de Cristina en el diseño, ni de Paco Calvo en la producción, donde vamos a ahondar ahora. Una de las cosas que mas rabia nos ha dado siempre cuando hemos comprado una mochila es ver cómo a los días aparecían hilos en el interior que acababan atascando la cremallera. Paco, que sabe un rato de acabar bien los productos que confecciona, fue claro desde un principio: «eso pasa porque el material no esta debidamente resinado para evitar las roturas, no os preocupéis, nuestras mochilas llevan un ribete de refuerzo para mayor resistencia». Y añadió rápidamente: «Si queréis hacer hacer una mochila de calidad lo primero en lo que hay que centrarse en escoger un material de primera calidad, aplicar una confección adecuada, y un control de calidad que certifique que todo está como debe antes de entregar el producto final al cliente».

Comentábamos al principio, que una de nuestras obsesiones en este proyecto —porque sí, llegó a quitarnos el sueño— era tener el lugar de la producción lo más cerca de la sede, para poder supervisar cada paso. Y creednos, es una gozada ver cómo algo en lo que llevas trabajando meses se va materializando gracias al gran equipo de profesionales que coordina Paco. Además, tuvimos la suerte de coincidir en muchos puntos de pensamiento, pero sobre todo en uno que para nosotros es muy importante y que él nos explicaba así: «No olvidéis que las grandes producciones de artículos de multinacionales a veces distan mucho de ser las mejores; buena parte de estos artículos tienen su fundamento de éxito en la publicidad y en la producción masiva para uniformar el mercado».
Y para finalizar, el plato fuerte, las características de nuestra mochila: en la parte de la espalda un refuerzo tipo foam que evita que lo que haya en el interior se clave, y por otro lado crea una firmeza en la parte trasera de la mochila para una mejor adaptabilidad a la espalda; dos bolsillos laterales, uno frontal, y en el interior del compartimento principal encontramos un bolsillo para portátil o tablet acolchado a dos caras; además, un bolsillo con cremallera en la zona superior y dos compartimentos más para guardar discos duros o cargadores. Por último, con respecto a la estética, hemos querido que la mochila solo tuviera dos tonos, uno el color pincipal del tejido CORDURA, y por otro lado el color beige de las cremalleras, cursores y asas. La mochila esta disponible en tres colores: azul marino, verde y naranja jaspeado en la web y en dos colores más exclusivos de tienda física: negro y azul grisáceo.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.